No dejes que la falta de financiación frene tu proyecto

Las SGR ayudan a los autónomosAntonio Guillem || Shutterstock

El autoempleo es muchas veces una solución al paro, pero muchos autónomos se encuentran con el obstáculo de la financiación. No tener acceso a dinero para reforzar nuestro negocio puede suponer un grave problema, ya que nos impide avanzar. Por suerte, existen alternativas como las SGR que te ayudarán a financiar tu proyecto y gracias a ConAvalSí podrás seguir trabajando por tu cuenta.

Qué es una SGR y cómo ayuda a los autónomos

Las siglas SGR corresponden a Sociedades de Garantía Recíproca. Es posible que nunca hayas oído hablar de ellas, pero se trata de unas entidades financieras que permiten a los emprendedores y autónomos como tú acceder a la financiación a través de avales directos. Es una excelente forma de financiarnos más allá de los circuitos convencionales, ya que las SGR están pensadas para autónomos y perfiles similares, y además del aval recibirás asesoramiento, formación financiera y una buena promoción empresarial.

Para evitar cualquier fraude o descontrol, el Banco de España supervisa e inspecciona las SGR, lo que refuerza la seguridad del autónomo que acude a ellas en busca de un aval. Pero no solo el Banco de España se ocupa de ellas, CERSA, institución dependiente del Ministerio de Industria, reavala los riesgos de estas sociedades. Las SGR nos ofrecen avales financieros y técnicos, que permiten a los autónomos acceder a financiación y garantizar compromisos no dinerarios respectivamente.


Hay dieciocho SGR, con sesenta y dos oficinas repartidas por toda España, a las que cualquier autónomo puede acudir. Hay SGR generalistas y sectoriales, así que tendrás que consultar si existe una sociedad pensada para tu sector en concreto o si tendrás que acudir a la generalista. Pero para acceder a ellas ni siquiera tienes que desplazarte hasta su oficina, basta con acceder a la web ConAvalSí, registrarse en la correspondiente SGR y cumplimentar la solicitud.

Durante este proceso tendrás que introducir la información de tu negocio, además de aportar toda la documentación que te soliciten. No son pocos los casos de autónomos que no han podido acceder a la financiación que necesitaban por los métodos tradicionales y han podido sacar adelante su negocio gracias a una SGR, que les ha permitido conseguir el aval necesario para poder financiarse. Todo ello sin olvidar el acceso a la asesoría o a la formación financiera, dos puntos clave para que puedas gestionar tu negocio con éxito.

Las mejores condiciones para tu aval

Cuando un trabajador por cuenta propia acude a su banco en busca de financiación, es fácil que la entidad rechace la propuesta por la falta de aval o de garantías del proyecto; y que en el hipotético caso de que el banco acepte concederte el préstamo lo haga en unas condiciones muy poco favorables para tus intereses. Otra de las cosas que hacen las SGR es negociar para que disfrutes de tus préstamos en las mejores condiciones, tanto en los plazos que tienes para devolver el dinero como en los tipos de interés a los que tendrás que hacer frente.

Recuerda que el objetivo de las SGR no es ganar dinero, sino que los autónomos y emprendedores como tú puedan poner en marcha su negocio y no se vean perjudicados por las dificultades que tienen para acceder a la financiación. Te harán un análisis personalizado para elegir la forma de financiación que más se adapte a las necesidades de tu proyecto.