Cuáles son las opciones de inversión de un autónomo

Paula García -

Dónde puede invertir un autónomo


Es una pregunta habitual, porque si tu actividad como autónomo ya genera ingresos regulares y comienza a dar fruto en forma de beneficios, es lógico querer obtener el máximo rendimiento de ese dinero generado. Son muchas las opciones para una posible inversión, algunas novedosas y otras tradicionales y conviene conocerlas antes tomar una decisión. Por eso vamos a conocer cuáles son las opciones de inversión de un autónomo.

Unos consejos antes de invertir tu dinero

Ser autónomo requiere esfuerzo, mucho trabajo y espíritu emprendedor. Si tu proyecto funciona, has recuperado al menos en parte tu inversión inicial y consideras que dispones de un dinero extra al que habría que sacar rendimiento, llega el momento de pensar qué hacer con él, de valorar dónde puedes invertir tu dinero.

Siempre puedes optar por la seguridad que representa colocar tus beneficios en un depósito bancario a plazo fijo pero, hoy en día, los intereses que ofrecen las distintas entidades son bajos. Si buscas una mayor rentabilidad, infórmate sobre las distintas posibilidades a tu alcance y ten en cuenta los siguientes consejos antes de invertir:

  1. Antes de invertir, piensa primero en las necesidades reales de tu negocio. Es importante no desprenderte de tus ganancias si, a corto plazo, vas a necesitarlas: una reforma de tu local, un nuevo vehículo, contratar a un empleado, adquirir más mercancía… invierte solo lo que te sobre.
  2. Si no eres un experto, ve poco a poco. No te desprendas de grandes sumas de dinero en un primer momento si simplemente quieres probar alguna opción novedosa que no conoces bien.
  3. Diversifica. Si tu nivel de beneficios te lo permite, reparte ese dinero entre al menos dos de las posibles opciones. Si una de ellas no te sale bien, no perderás todo tu dinero invertido.

Dónde invertir tus ganancias como autónomo para generar más beneficios

Es una decisión importante, así que dedica el tiempo necesario a conocer las distintas alternativas a tu alcance, entre ellas:

  • Trading. Es un innovadora fórmula para invertir en el mercado de valores de manera sencilla, que puedes llevar a cabo sin ser un experto. Consiste en realizar tus inversiones en divisas, materias primas, acciones… a través de una plataforma que actúa como  un “bróker digital”. En algunas de ellas, no solo puedes comprar y vender en tiempo real moviendo tu dinero, sino que además puedes ver las estrategias que siguen aquellos inversores que más beneficios están obteniendo y copiarlas. Uno de los brókers más activos en España y Latinoamérica es Etoro. Si quieres conocer mejor cómo trabaja, lee atentamente esta opinión de Etoro y valora si merece la pena copiar su estrategia.
  • Es un término cada vez más utilizado, que despierta aún bastante desconfianza, y que hace referencia a las distintas monedas virtuales, aquellas que se utilizan para intercambios económicos en la Red. Es una realidad que las compras por internet aumentan y son el futuro, por lo que, muchos expertos opinan que invertir en este tipo de monedas es una inversión más que rentable, eso sí, siempre que se haga de forma segura a través de plataformas fiables que asesoren sobre los posibles riesgos y sobre la fiscalidad aplicable a este tipo de inversiones. La estrategia de invertir en criptomonedas puede resultar rentable pero, antes de dar el paso, es importante conocer a fondo los pros y contras de esta opción.
  • Sector inmobiliario. Si piensas en el largo plazo, invertir en un bien inmueble adquiriendo una vivienda, unas oficinas, una finca rústica o un local siempre es una opción interesante. Adquieres un bien tangible, algo que siempre es importante (puede subir o bajar de precio, pero ahí está). Los expertos apuntan a que el mercado inmobiliario tiene, en estos momentos, una tendencia alcista pero la pasada crisis y los efectos de la burbuja inmobiliaria aún están recientes. Es una buena inversión siempre que no adquieras una propiedad sobrevalorada.
  • Tu propia franquicia. Convertir ese negocio que has conseguido levantar en una franquicia es otra buena idea en la que invertir las ganancias obtenidas. Ese esfuerzo (personal y económico) puede resultarte más que rentable si otros emprendedores creen que la tuya es una excelente idea de negocio.