Cómo contratar a una persona extranjera si eres autónomo

Paula García -

Aunque alguno se extrañe, un trabajador autónomo puede contratar a otra persona, convirtiéndose en autónomo empleador. Y no solo eso, los empleados por cuenta propia también pueden contratar a trabajadores extranjeros, igual que hacen las grandes, medianas o pequeñas empresas. Pese a todo, la contratación de personas extranjeras por parte de los autónomos despierta ciertas dudas, así que a continuación vamos a intentar desentrañar cómo contratar a trabajadores de otros países en España si eres autónomo.

Cómo contratar a una persona extranjera

Como verás, tenemos diferentes escenarios en los que se puede dar esta contratación, todos ellos con sus particularidades. Por eso, antes de entrar con más detalle en la cuestión de la contratación de extranjeros por parte de los trabajadores por cuenta propia, conviene recomendarte que acudas a una asesoría para que te ayuden con todos los trámites. En una asesoría laboral te ayudarán con todos los trámites y el papeleo que debes realizar, ofreciéndote siempre una atención enfocada única y exclusivamente en tu caso.

La situación de las personas extranjeras

Lo primero que debes tener en cuenta es el permiso de trabajo y residencia. A la hora de emplear a un trabajador extranjero debes asegurarte de que esos permisos están en vigor -son temporales, y hay que renovarlos-. Al principio estos permisos están limitados al trabajo en unas actividades y lugares determinados, y el autónomo, como empresario empleador, debe asegurarse de que todo está en regla. Los puedes comprobar a través del NIE (Número de Identificación del Extranjero).


Otra cosa es que el trabajador extranjero al que quieres emplear esté en España estudiando, haciendo prácticas o una investigación. En estos tres casos, relacionados con la formación, nos encontramos con la limitación de que podrán trabajar pero siempre fuera de su jornada lectiva. Además, el trabajo que desempeñen debe ser compatible con las razones académicas que lo han traído a España, y en ningún caso la duración de la relación laboral podrá ir más allá de los 3 meses.

También hay que tener en cuenta la nacionalidad del trabajador extranjero al que quieres contratar. No es lo mismo la contratación de un trabajador comunitario o procedente de un país que forme parte de los diferentes tratados firmados por España que si hablamos de un trabajador de fuera de la Unión Europea o de un país sin convenio. Por eso mismo, contar con la figura del asesor es clave para cumplir con todos los trámites necesarios para dar de alta a un trabajador extranjero y asegurarnos de no dejar ningún cabo suelto.

Qué debes saber a la hora de contratar a un trabajador extranjero

Uno de los grandes temores de los trabajadores por cuenta propia al contratar a un trabajador, ya sea extranjero o no, es saber qué pasará con las ayudas como la tarifa plana de 50€. Si el autónomo está percibiendo una ayuda la conservará, y puede que también pueda beneficiarse de las ayudas a la contratación tanto del Estado como de las comunidades autónomas -si la hubiese-. Todo depende de la situación en concreto del trabajador, y una vez más contar con la ayuda de un asesor es vital para solventar estos trámites con éxito.

También es importante disponer de alguien que te guíe a la hora de inscribirte en la Tesorería General de la Seguridad Social como empresario, a dar de alta en la Seguridad Social al trabajador extranjero o a enviar al ESEP la copia del contrato, algo que se puede hacer telemáticamente. Una vez dado de alta, tendrás que pagar sus sueldos y ocuparte de vuestras cotizaciones, la tuya y la de tus trabajadores. En este sentido los trámites son idénticos para trabajadores extranjeros y españoles y deberás comunicar cualquier cambio a la Seguridad Social.