Call center virtual: el paso definitivo para la internacionalización de tu empresa

Expande internacionalmente tu empresa

La internacionalización o apertura al mercado exterior es uno de los pasos que deciden dar muchas empresas cuando han conseguido consolidarse en el mercado nacional. Si como autónomo quieres que tu empresa empiece a caminar más allá de nuestras fronteras, no dudes en crear un call center virtual.

Los call center o centros de llamadas son sistemas de comunicaciones que facilitan a las empresas poder llevar cabo muchas funciones relacionadas con la postventa, o con labores de atención al cliente, tareas de mantenimiento y asistencia técnica, telemarketing o televenta.

Por este motivo, los centros de llamadas se han convertido en los últimos años en un medio de comunicación muy eficaz entre las empresas y sus clientes. En definitiva, en una herramienta muy poderosa para que las empresas puedan aumentar sus ventas en el exterior.

Razones para elegir un call center virtual para tu empresa

Si has descartado la opción de que tu empresa tenga una centralita física para ahorrarte así los gastos de las costosas instalaciones que ésta conlleva, puedes optar por una solución mucho más eficaz y económica: el call center virtual.

Si eliges instalar un centro de llamadas a través de Zadarma, tu empresa dispondrá de un número de telefónico virtual, así como de una centralita virtual PBX desde donde se atendrán todas las llamadas, y también de un dispositivo para recibir o realizar llamadas telefónicas, por ejemplo, un teléfono IP, un ordenador o un softphone.

A través de Zadarma, podrás contratar uno o varios números telefónicos virtuales para tu empresa. Aunque eso sí, para determinar cuántos números virtuales necesitas, será preciso que hagas primero una valoración de las expectativas de crecimiento de tu negocio.

Cuando una determinada empresa sólo ofrece y comercializa productos  y servicios en una misma localidad o región, a la hora de crear su propio call center virtual, sólo necesitará un número fijo de esa provincia o región.


Pero en cambio, si es un negocio que opera a nivel nacional, lo mejor es contratar un número 900. En el caso de las empresas que operan en el extranjero, la opción más eficaz es contratar números de teléfono virtuales de otros países o números 800.

Con los call center virtuales todo son ventajas para las empresas, tanto para las que operan en ámbito nacional, como para aquellas que ya han dado el salto definitivo a la internacionalización.

De hecho, a día de hoy, los centros de llamadas virtuales se han convertido en una opción muy interesante para pymes y empresas pequeñas que precisan de un sistema potente de comunicaciones, pero que no cuentan con los recursos necesarios para poner en marcha una centralita física de llamadas.

Otra de las grandes ventajas de los call center virtuales es que con ellos, todas las empresas pueden descentralizar sus oficinas y conectar entre sí todas sus delegaciones o sedes en el extranjero, estén donde estén.

¿Cómo se organiza un call center virtual?

Los call center virtuales se adaptan perfectamente a cualquier tipo de negocio. Por ello, la organización de un call center gira en torno a varios números de teléfono que apuntan a una centralita virtual.

Cuando un cliente llama a un call center virtual, lo primero que escuchará será un mensaje de bienvenida, y en base a la tecla que haya apretado la persona que llama, la centralita virtual se encargará de desviar la llamada al departamento de la empresa al que corresponda atender dicha llamada.

Si quieres que tu empresa cuente desde ya con un call center virtual, te interesará saber que los números telefónicos de Zadarma te pueden costar tan sólo un euro al mes. Además, la centralita virtual de Zadarma es totalmente gratuita, así como las aplicaciones para los dispositivos, o el proceso de integración con CRM.