¿Qué gastos son deducibles en el modelo 130 de IRPF?

El modelo 130 de IRPF para autónomos es un documento tributario de presentación obligatoria, para llevar a cabo la liquidación del pago fraccionado a Hacienda.


Ahora bien, existen una serie de gastos deducibles que suponen reducir la cantidad a pagar de IRPF en la declaración tributaria. Este aspecto es muy importante para saber la cuantía que el profesional deberá abonar a Hacienda como resultado de sus ejercicio económico.

Gastos fiscalmente deducibles en el IRPF de autónomos

Imagen: fizkes || Shutterstock

Gastos fiscalmente deducibles en el IRPF

A continuación resumimos los gastos deducibles del modelo 130 más relevantes para los autónomos en sus declaraciones de impuestos .

  • Consumos de explotación. Dentro de este grupo encontramos aquellos materiales o materias primas necesarias para el desarrollo de la actividad como sucede en el caso de los combustibles, los equipamientos de oficina, etc.
  • Sueldos y salarios. Los sueldos y salarios abonados a los trabajadores de la empresa, pagas extraordinarias y todo tipo de retribuciones son gastos deducibles del modelo 130 de IRPF en la declaración de IRPF.
  • Seguridad Social y otros gastos de personal. Se incluyen las cuotas de Seguridad Social tanto del autónomo principal como de los trabajadores a su cargo.
  • Alquileres y arrendamientos. Los únicos arrendamientos que no se pueden incluir dentro de este apartado son los relativos a activos no amortizables, como sucede en el caso de terrenos o solares. Los locales adscritos a la actividad sí pueden incluirse dentro del grupo de gastos deducibles.
  • Gastos por servicios profesionales. Si para el desarrollo de la actividad se requiere de profesionales externos, las facturas que incluyen dichos gastos son deducibles para el modelo 130. Tal es el caso de abogados, gestores o profesionales de publicidad, entre otros.
  • Gastos derivados de reparaciones y conservación. Siempre que el gasto no se haya debido a una obra de ampliación o mejora, se considerarán deducibles los costes derivados de actividades de mantenimiento y reparaciones de bienes materiales suscritos a la actividad.
  • Tributos deducibles y el IVA. Recuerda que el IVA solo podrás desgravarlo cuando tu actividad profesional te exima de presentar trimestralmente declaraciones.

Existen paralelamente otros gastos deducibles para el modelo 130, como son  las amortizaciones y gastos financieros, cuotas y primas de seguros, colegios profesionales, gastos de asistencia a eventos, entre otros. Conoce toda la información sobre el IRPF de autónomos y realiza tus declaraciones de la forma más beneficiosa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Más dudas sobre:

ImpuestosIRPF autónomos