¿Cuál es la diferencia entre autónomo dependiente y falso autónomo?

Juanma Caurin -

Son muchas las personas que confunden los conceptos de falso autónomo y los Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes (TRADE), debido a las características a las características aparentes de cada uno de ellos. Sin embargo, es necesario tener claro en qué consiste cada uno de ellos para no caer en errores.

¿Es lo mismo falso autónomo y TRADE?

No.

Lo primero que debemos tener claro para no tener problemas legales es que una figura es ilegal, mientras que la otra está totalmente regulada y aceptadas por las leyes administrativas. Los autónomos dependientes están regulados por el Régimen General de Trabajadores Autónomos y son los trabajadores autónomos que facturan el 75% de sus ingresos al mismo cliente.

diseñadora Imágenes: Rawpixel.com || Shutterstock


Por otro lado, los falsos autónomos son aquellos trabajadores que se encuentran inscritos en el RETA como trabajadores autónomos pero cuyas características son las de un trabajador por cuenta ajena, es decir de asalariado. Esto lo hacen las empresas para poder ahorrarse grandes gastos en la cotización de los trabajadores a la Seguridad Social. Por esto es ilegal y puede conllevar una serie de sanciones y multas.

Es verdad que los falsos autónomos pueden facturar a otros clientes y que el 75% de sus ingresos proceden del mismo (en ocasiones el 100%). Sin embargo, puede que este trabajador no sea considerado como falso autónomo para alguno de sus clientes, pero sí para el cliente en que realiza sus servicios como si fuera un trabajador por cuenta ajena.

Uno de los aspectos que caracteriza al autónomo dependiente es que posee en propiedad toda la infraestructura de producción y los materiales necesarios para realizar esos servicios que le pide el empresario. Además, también tiene la libertad organizativa para determinar sus horarios. Aquí es donde encontramos la clave de la diferencia entre estas dos figuras tan engañosas. La independencia y la libertad que posee el trabajador para realizar su trabajo, con sus propias herramientas y con la organización que él mismo decida es lo que le hace diferenciarse de los falsos autónomos.

En el caso de los falsos autónomos, encontramos que son trabajadores que obedecen las directrices de la empresa, que cumplen unos horarios definidos y que utilizan las herramientas de la empresa para realizar su trabajo, como si de un empleado de la empresa se tratara.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No