¿Cuál es la diferencia entre los epígrafes IAE y los códigos CNAE?

En muchas ocasiones, solemos confundir los epígrafes del Impuesto sobre las Actividades Físicas y los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas. A pesar de que son números distintos, aparecen dudas que nos pueden inducir a algunas equivocaciones. Por ello, es necesario conocer la diferencia entre IAE y CNAE y así utilizar cada uno en su momento.

¿Cuál es la diferencia entre los epígrafes IAE y los códigos CNAE Imágenes: Zadorozhnyi Viktor || Shutterstock

¿Para qué sirven los epígrafes IAE y los códigos CNAE?

Para poder distinguir los significados de cada conceptos podemos fijarnos en su aplicación y el objetivo con el que se usan. El IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas) es un tributo de carácter general que grava las actividades económicas que se realizan. Y en concreto, los epígrafes del Impuesto sobre Actividades Económicas son los códigos que determinan cuáles son las actividades que desarrolla cada empresa, sociedad o persona jurídica.

Los epígrafes del IAE son importantes de definir porque cada actividad económica tributa de una forma diferente y bajo unos parámetros. Por ejemplo, hay actividades que poseen un IVA diferente. Si una empresa o autónomo realiza diferentes actividades debe introducir todos los epígrafes correspondientes a cada actividad.

Por otro lado, también encontramos la Clasificación Nacional de Actividades económicas, que divide las organizaciones según sus características para realizar estadísticas fiables sobre empresas, sociedades u organizaciones públicas. Por ello, los códigos CNAE que también aparecen en la documentación empresarial, sólo tienen valor estadístico, ya que sirven para clasificar las empresas según diferentes parámetros.