Inicio >>  Las facturas  >>  Estructura de la factura

Estructura de la factura

Un factura bien hecha debería contener los siguientes elementos en el orden establecido:

  • Datos identificativos del profesional que presta los servicios: nombre completo, domicilio y NIF.
  • Número de factura: todas las facturas han de ir numeradas de forma correlativa, es decir, no se puede saltar de la número 93 a la 98, por ejemplo.
  • Fecha de la factura: también hay que tener en cuenta que las fechas de las facturas han de ir de acuerdo a su numeración, es decir, la factura 98 no puede tener una fecha anterior a la 97.
  • Datos de la persona o empresa a la que va dirigida la factura: nombre completo, dirección o razón social y NIF.
  • Concepto de la factura: breve descripción de los servicios prestados
  • Importe de la operación: se detalla la base imponible, es decir, la remuneración a percibir sin aplicar ningún tipo de impuestos.
  • Retención del IRPF: cantidad resultante de aplicar al importe anterior una retención que, actualmente, es del 15% en la mayoría de los casos. Seguir leyendo…
  • Importe del IVA: cantidad resultante de aplicar al importe inicial un 18%, aunque hay una serie de actividades que están exentas de IVA o tributan en diferente porcentaje. Seguir leyendo…
  • Cantidad total a percibir: la suma del importe inicial, menos la retención del IRPF, más el importe del IVA.
  • Forma de pago: si es mediante domiciliación bancaria hay que incluir el número de cuenta al que queremos que se nos ingrese la cantidad solicitada.

Etiquetas: , , ,

ENLACES PATROCINADOS

  • ¿Quieres patrocinar Ser Autónomo? Infórmate aquí