¿Cómo se elabora un plan de negocio de una agencia inmobiliaria?

Paula García -

Cómo hacer el plan de negocio de una inmobiliaria

Fuente || Freepik

Si quieres emprender y crear tu propia inmobiliaria, es importante tener en cuenta una serie de aspectos básicos. El primer paso será diseñar un plan de negocio para inmobiliarias adecuado.

Analizamos cuál es su importancia y qué elementos son esenciales para elaborar este documento con éxito y poner en marcha el negocio. ¡Toma nota de todo lo que necesitas saber!

¿Qué es un plan de negocio inmobiliario?

El plan de negocio es un documento escrito que programa el futuro de un proyecto o negocio de forma detallada. Es decir, se planea todos los recursos, cómo se hará y de qué forma.


Concretamente, se comunican los objetivos comerciales y las estrategias que se utilizarán para lograrlos. Junto a estos aspectos, se incluyen los problemas potenciales que puedan sucederse y la manera de superarlos, roles y responsabilidades, análisis FODA y estrategias de medición.

Pasos para desarrollar un plan de negocio inmobiliario

Es necesario seguir una serie de pasos para poder desarrollar un buen un plan de negocios inmobiliario. Así, evitarás obstáculos y, al mismo tiempo, conseguirás el éxito. ¿Cómo debes empezar?

Identifica tus fortalezas y debilidades como agente inmobiliario

Para poder empezar en la dirección correcta, primero debes conocerte a ti mismo. Es fundamental que conozcas las fortalezas, debilidades y objetivos que tienes como profesional.

Escribe tu idea de empresa

Hacer un resumen ejecutivo facilitará la comprensión de los objetivos generales, cimentará los parámetros del negocio y posibilitará la toma de decisiones en torno al plan.

Encuentra un mercado inmobiliario objetivo

Uno de los elementos más importantes de un plan de negocio de una inmobiliaria es el público al que se dirige. Las inmobiliarias deben ofrecer algo único y diferente a su público para que su negocio sea rentable. Por eso, deberás examinar el mercado, ver lo que funciona y lo que, así como dónde se localizan las oportunidades.

Diseña un plan financiero y mantén los gastos bajo control

Otra de las partes cruciales del plan de negocio inmobiliario es el apartado financiero. Aquí, deberás reflejar la procedencia de los ingresos y los gastos previstos para los tres primeros años de la empresa.

Deberás tener en cuenta las comisiones, las tareas que harás tú mismo y las que hará el resto de la plantilla. Del mismo modo, la forma adecuada de promocionar la inmobiliaria, la inversión en material y equipos y las fuentes de ingresos. Dado que no todos los meses son igual de productivos, deberás buscar fuentes de ingresos alternativas.

Realiza un análisis DAFO

Con el análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades), podrás evaluar cada una de sus categorías. Para ello, deberás utilizar los conocimientos sobre la empresa y el negocio. Es algo así como un resumen de la vida de la empresa.

Consigue asesoramiento legal y de marketing

Es probable que ignores los aspectos legales, por lo que debes consultar a un profesional experto que te oriente en este ámbito.
Lo mismo ocurre lo mismo con el marketing, por lo que contar con la ayuda de profesionales que conozcan sobre estos ámbitos será esencial para mejorar la gestión de la inmobiliaria.

Revisa el plan de negocio

Una vez has conseguido todo lo anterior, es muy importante que realices una revisión del cierre trimestral. De esta manera, podrás comprobar si las estrategias que elegiste están consiguiendo que tu empresa evolucione favorablemente. Asimismo, podrás comprobar si, poco a poco, vas alcanzando tus objetivos.

La presencia de páginas web inmobiliarias

Una de las ventajas de las acciones y novedades digitales para autónomos es el abaratamiento de tareas y operaciones que antes requerían grandes inversiones. De este modo, los e-commerce permiten almacenan la mercancía lejos de las zonas comerciales más céntricas, donde los alquileres son más caros. Y, además, ponen el foco en desarrollar la tecnología y la comunicación necesarias para tener un escaparate online.

Con un diseño de una página web simple y eficaz, que resulte moderno e inspirador, cualquier inmobiliaria puede dar el salto al mercado. Además, la gestión de redes sociales y marketing está centralizada. Así, se puede obtener una imagen impecable de la marca y un gran avance en el planteamiento de negocio de la inmobiliaria.