La estimación directa normal

estimacion directa normal

La estimación directa normal tiene el mismo objetivo que la estimación simplificada; tributar los beneficios que se obtendrá por tu desarrollo laboral.


Además es obligatoria para toda actividad como autónomo cuyo volumen de operaciones sea de 600.000 euros o más.

En ese caso deberá llevar una contabilidad de acuerdo al plan general contable español, es decir, llevar una contabilidad como la que lleva una sociedad con balances, cuentas de pérdidas ganancias, etc.

Cabe indicar que el método de estimación directa normal se aplica, con carácter general, a los empresarios y profesionales, salvo que estén acogidos a la modalidad simplificada o al régimen de estimación objetiva.