Creación de la empresa: ayudas públicas, subvenciones, incentivos

3.-Las Ayudas Públicas


Las ayudas de los organismos públicos son muy variadas:

  • Ayudas directas a la contratación de trabajadores
  • Bonificaciones de las cuotas a la Seguridad Social
  • Incentivos fiscales
  • Ayudas financieras
  • Asesoramiento empresarial
  • Ayudas a la inversión
  • Ayudas al fomento de la innovación
  • Ayudas para mejora de la competitividad
  • Ayudas a la Investigación y Desarrollo (I+D)...

No obstante, es importante ser realista en este asunto y tener en cuenta estos aspectos:

  • La subvención es un incentivo económico y, en ningún caso, puede considerarse como una fuente básica de financiación. En caso de concederse, en pocas ocasiones financia el 100% del proyecto, por lo que gran parte de la financiación recaerá directamente sobre la persona que la solicita.
  • Es posible que tenga que realizar la inversión y solicitar con posterioridad la ayuda, por lo que debe valorar el riesgo de su no concesión.
  • Es habitual que entre la solicitud, el estudio, la concesión y el ingreso defintivo del dinero pase un largo período de tiempo.
  • Debe estudiar detenidamente las bases y los requisitos de la ayuda. En ocasiones se exigen tanto en el momento de la solicitud como con posterioridad. Su incumplimiento puede conllevar la devolución de lo cobrado.

En definitiva, no debe condicionarse el éxito de una aventura empresarial a la obtención de una subvención o incentivo.

A este respecto conviene informarse en todas las administraciones antes y después de montar nuestra empresa, tanto europeas, estatales, locales o autonómicas. Todas las características de nuestra empresa influirán para la obtención de las ayudas (tipo de forma jurídica, edad y sexo de los socios, contratos formalizados, actividad a realizar, etc.)