Bruselas pretende perdonar la deuda a los emprendedores que hayan fracasado

  • 23 de noviembre de 2016, 8:13
    Escrito por Iván García

Bruselas pretende que los emprendedores que hayan fracasado con algún proyecto empresarial dispongan de una segunda oportunidad para que vuelvan a probar fortuna lo antes posible. Con esto se busca disminuir la cantidad de compañías que entran en liquidación.

Bruselas_pretende_perdonar_la_deuda_a_los_emprendedores_que_hayan_fracasado

Cada año se cierran en la Unión Europea 300.000 compañías, que dan empleo a 1,7 millones de personas. La Comisión Europea quiere poner en funcionamiento una medida que recorte los tres años que deben transcurrir para que las deudas pendientes se cancelen y se supriman todas las limitaciones legales que le impiden abrir otro negocio. Una especie de Ley de Segunda Oportunidad aplicada por la Unión Europea para reflotar la economía de la Comunidad.

Las condiciones varían en función del país en el que nos encontremos de la UE, pero suele oscilar este periodo entre el año y los diez. En algunas ocasiones exigen que se haya devuelto una parte de la cantidad adeudada. En el caso de España, de transcurrir un lustro y se le exige al empresario que haya satisfecho un 25% del dinero pendiente.

La propuesta planteada desde Bruselas permitiría a los países establecer una cantidad mínima de repago de la deuda para llegar hasta la cancelación total. Durante la fase de rehabilitación tendría que ir abonando un dinero proporcional a los ingresos que tenga el emprendedor.

El órgano comunitario tiene intención de que todos los países de la UE apliquen el mismo procedimiento en el caso de las empresas en liquidación. Se pondría en marcha un periodo previo de restructuración, en donde los acreedores podría decidir si optan por cancelar o no la deuda para garantizar la supervivencia de la empresa. En el caso de que haya un entendimiento entre la mayor parte de acreedores, los que no estén de acuerdo no tendrán la posibilidad de echarlo para atrás, y lo único que les quedaría sería acudir a la vía judicial en un intento por defender sus intereses.

En realidad consideran que debe evitarse que una empresa con problemas económicos entre en liquidación de forma directa y los acreedores recuperen solo una cantidad mínima de lo adeudado.

 

Comenta esta entrada

  • ¿Quieres patrocinar Ser Autónomo? Infórmate aquí