Los empresarios y profesionales están obligados a conservar las copias de las facturas expedidas durante el período descrito por la Agencia Tributaria. Por ello, el libro registro de facturas emitidas es uno de los libros que tienen que llevar obligatoriamente los empresarios de acuerdo con la normativa del IVA.

En él deben contabilizarse todas las facturas emitidas, por orden cronológico, reflejando el número, fecha de emisión, destinatario, base imponible, tipo aplicado y cuota repercutida de cada una.

No obstante, la anotación individualizada de las facturas se podrá sustituir por la de asientos resúmenes en los que se harán constar la fecha, números, base imponible global, el tipo impositivo y la cuota global de facturas numerados correlativamente y expedidos en la misma fecha, cuyo importe total conjunto, IVA no incluido, no exceda de 6.000 euros.

De igual forma será válida la anotación de una misma factura en varios asientos correlativos cuando incluya operaciones que tributen a distintos tipos impositivos.

Ver un modelo >

Etiquetas: , , , , , ,

  • ¿Quieres patrocinar Ser Autónomo? Infórmate aquí