Todas las empresas y empresarios que mantienen a sus trabajadores como falsos autónomos, cuando realmente cumplen funciones de empleados, saben que están cometiendo un fraude. Lo hacen para ahorrar grandes costes en la Seguridad Social de los trabajadores, mientras que los mayores perjudicados son los trabajadores.

Para los trabajadores, existen muchas desventajas y supone una pérdida de derechos muy grande estar en esta situación. Por ello, es necesario denunciar este tipo de prácticas para que sean perseguidas, con el objetivo de que las personas que se encuentran como falsos autónomo regularicen sus relaciones laborales y no se sigan realizan este tipo de prácticas.

¿Puedo denunciar si me han despedido?

Sí, puedes.

En este caso tienes el mismo tiempo para denunciar el despido que cualquier trabajador que haya sido despedido. Tal y como ocurre en los trabajadores inscritos en el Régimen General, los falsos autónomos también disponen de 20 días hábiles para denunciar su situación contados desde el día del despido.

Procedimiento de denuncia a empresas con falsos autónomos

Como acabamos de ver, los falsos autónomos sí que tienen la posibilidad de denunciar la situación en la que se encuentran después del despido. Pero no solo eso, también lo pueden hacer durante el tiempo que se está trabajando, para que se reconozca que es un trabajador por cuenta ajena y no un autónomo. Por todo, existes diferentes opciones para denunciar la existencia de falso autónomos:

  • Denunciar frente a la Inspección de Trabajo: será el inspector el que tras ver la situación decidirá si existe una relación laboral o es correcto el uso del contrato mercantil.
  • Denunciar ante el Juzgado de lo Social para pedir que existe una relación laboral: el trabajador debe aportar pruebas que demuestren que no actúa como un autónomo sino un trabajador por cuenta ajena.
  • Denunciar ante los Juzgados de lo Social después de que se rompa el contrato para que se considere la existencia de una relación laboral entre las dos partes y reclamando un despido.

Recomendaciones para realizar una denuncia

En el momento que te decidas a denunciar a una empresa que posee trabajadores en situación de falsos autónomos es conveniente seguir una serie de indicaciones que nos pueden ayudar. Lo primero que debemos de hacer cuando queremos denunciar es asesorarnos con algún experto sobre los pasos que debemos seguir en cada momento. Encontrar un asesor legal que nos ayude a saber es imprescindible para no cometer ningún tipo de error, ya que cuando denunciamos nos estamos jugando muchos derechos y, en ocasiones, son grandes cantidades las que están en juego.

Lo siguiente que debemos hacer es recopilar el mayor número de pruebas que ayuden a demostrar que existe una relación laboral entre el trabajador y la empresa, y que no posee la independencia que debe tener un autónomo. Algunos ejemplos de las pruebas que podemos encontrar son la definición de unos horarios habituales, directrices internas sobre cuál es el trabajo que se debe realizar y cómo hay que hacerlo, demostración de que el lugar de trabajo es la propia empresa, que los materiales de trabajo pertenecen a ella o que el sueldo cobrado es siempre el mismo.

¿Qué podemos conseguir con una denuncia?

Las denuncias que se realizan para avisar de la situación de algunos trabajadores que actúan como falsos autónomos son muy importantes en cuanto a los derechos laborales. Conseguir que se reconozca que la relación existente es de carácter laboral y no de autónomo que presta sus servicios conlleva una gran cantidad de beneficios para el trabajador.

A partir de ese momento, estas personas se encuentran protegidos por los derechos de los trabajadores y ya se les aplica los convenios colectivos a los que pertenece su empleo. Además, la aplicación de la resolución de estas denuncias posee un carácter retroactivo de hasta un máximo de 4 años. Esto implica que los trabajadores que estuvieran cobrando por debajo de los establecido en el convenio podrán exigir las diferencias de salario, la devolución de las cuotas de autónomos, incluso la devolución de parte del IVA soportado. Por su parte la empresa, también tendrá que cotizar a la Seguridad Social por todo el tiempo que no lo ha hecho.

falso autonomo

Un falso autónomo es un trabajador autónomo dependiente obligado por su empresa a darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), por lo que debe pagar las cotizaciones correspondientes.

Actualmente la ley del Estatuto establece que todo trabajador autónomo dependiente será aquel que perciba el 75% o más de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas.

  • ¿Quieres patrocinar Ser Autónomo? Infórmate aquí